EN EL EMBARAZO

EL PARTO INDUCIDO ¿QUÉ ES?

Un parto inducido es aquel que mediante técnicas o medicamentos es provocado para que suceda de manera artificial; es decir, no lo desencadena el organismo de la mujer.

¿EN QUE CONSISTE EL PARTO INDUCIDO?

En estimular el útero para que tenga contracciones y se desencadene el trabajo de parto vaginal. Dicha estimulación puede ser mediante medicamentos o técnicas que iniciarán la dilatación. 

CAUSAS:

Los motivos incluyen todos aquellos aspectos que pongan en riesgo el bienestar y salud de la madre o el bebé:

  • Diabetes gestacional.
  • Bolsa rota pero ausencia de dilatación.
  • Embarazo pasado de termino.
  • Bajo peso del bebé.
  • Otras enfermedades.

¿ COMO SE REALIZA?

– En un principio se suministran medicamentos para ablandar el cuello del útero (prostaglandinas) y provocar contracciones uterinas (oxitocina).

 

– Cuando las contracciones son regulares se dice que ha empezado el trabajo de parto (desde el principio controlan la frecuencia e intensidad de las contracciones, así como el corazón del bebé para vigilar que no haya sufrimiento fetal). Se rompe la bolsa de líquido amniótico para acelerar la dilatación y te exploran vaginalmente para comprobar el grado de dilatación que tienes.

– Cuando las contracciones sean demasiado dolorosas te ponen la epidural y se espera hasta dilatar lo suficiente para la expulsión.

 

En el 25% de los casos, la inducción al parto fracasa y el parto vaginal no es posible (bien porque se alargue demasiado y haya sufrimiento fetal, bien porque no se dilate lo suficiente, …etc); por lo que se le practicará a la paciente una cesárea para el nacimiento del bebé.

MI PARTO INDUCIDO

Como ya sabéis las que habéis seguido mi embarazo; mi parto fué inducido porque mi diabetes gestacional no se pudo controlar y además estuve todo el embarazo pinchándome heparina.

PREPARACIÓN PARA LA INDUCCIÓN

El día 20 de Enero de 2020 a la 8:00 de la mañana fuí citada en el «Hospital Quirón Sagrado Corazón de Sevilla». Allí entregué la documentación en admisión y me llevaron a la zona de maternidad. 

Para la dilatación me instalaron a mi y mi pareja en una habitación individual con todo lo necesario para dilatar y dar a luz. Me dieron una bata abierta por delante; me pusieron monitores (un cinturón con un aparato que registra cada contracción y el latido del corazón de mi bebé), lo cúal llevas puesto durante todo el proceso; y me pusieron la vía.

Cuando te dicen que te van a inducir el parto, te crees que vas a llegar, que te ponen algo en la via y en 2 horas estás pariendo pero no es así, es lento, muyyyy lento!!!!.

Por lo visto si ya has parido, es más rápido; pero cómo yo hacía 12 años que había tenido a mi primera hija, era como si fuera primeriza. El cuello de mi útero estaba intacto, ni un mm. borrado. así que me dijeron que tuviera paciencia.

En principio me sentaron en una pelota de pilates y mepusieron una dosis de prostaglandinas que no modificó mi cuello del útero absolutamente nada. Cuando la ginecóloga me exploró vi estrellas, galaxias y hasta extraterrestres. Una segunda dosis y y nada de nada. Pasaron horas y horas en la pelota y ni dilataba, ni contracciones regulares, ….nada.

Pasaron al plan B, me pusieron oxitocina y me rompieron la bolsa; más horas en la pelota; ya mi pareja y yo un poco desesperados. Yo temiendo que vinieran a explorarme por que me dolía muchísimo.

Mi mayor temor era la epidural, porque tuve una mala experiencia en mi primer parto, pero la ginecóloga me dijo que me la pusiera ya para poder explorarme mejor y poder manipular un poco el cuello del útero para haber si así se aceleraba todo.

La epidural, genial!!! no me enteré!!! una maravilla de anestecista y de matrona que tuvieron toda la delicadeza del mundo con una traumatizada como yo.

Ya tumbada en la cama después de la epidural empecé a temblar de una manera brutal; por lo visto era normal, de la anestecia.

 Mi ginecóloga me dió un ultimatum. Eran las 20:00 y no pasaba de 2 cm de dilatación desde las 9:00 de la mañana; así que si en una hora no dilataba hasta los 9 cm. me hacían cesárea. 

Y así fué, en mi caso la inducción al parto fracasó y no fué por los profesionales que me asistieron, que hicieron todo lo posible por evitar la cesárea y de una manera maravillosa.

A las 22:00 estaba en el mundo mi bebé, mi tan deseada niña de ojos oscuros y penetrantes que dejó sin aliento a médicos, enfermeras y familiares que la vieron nacer.

Del Hospital Quirón Sagrado Corazón de Sevilla y los profesionales que me asistieron sólo tengo palabras de agradeciemiento por el trato que nos dieron; nada que ver con lo que viví hace 12 años en el Hospital Macarena de esta misma ciudad.

 

 

 

 

contacto@sebuscabebe.com
“Se busca bebé” nace de la necesidad de ayudar y aconsejar a otras mujeres o parejas en la búsqueda de un embarazo sano y evolutivo aportando mi propia experiencia. Mi nombre es Lidia, tengo 41 años y todo empezó en septiembre de 2017 cuando tras haber sufrido un embarazo ectópico mi trompa de Falopio derecha quedó obstruida. Mi ovario dominante es el derecho, así que tras meses intentando quedar embarazada de manera natural, decidimos embarcarnos en el mundo de la reproducción asistida y digo mundo porque hay parejas que en menos de un año tienen a su bebé en los brazos y hay otras que tienen que enfrentarse a un popurrí de emociones y experiencias antes de conseguirlo. Este último es nuestro caso y espero que compartirlo os ayude.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *